Mi suegra. Tú suegra. La suegra de ella. Las suegras de nosotras.

La relación con las suegras: un temita complicado.

La suegra es uno de los personajes más complejos y difíciles de complacer/comprender en la vida de muchos.

No podría enumerar cuantas historias he escuchado de mujeres que lidian con problemas con las madres de sus esposos/novios/compañeros/amantes… Son demasiadas como para contarlas… Pero pues por supuesto! Es por eso que hay tantas películas con esta trama como eje principal! La cosa es seria, muy seria.

Más allá de las exageraciones (aunque créanme que hay casos exageradamente increíbles) analicemos un poquito: El rol de las dos, tanto de suegra como de nuera (por más “bien intencionadas” que ellas sean) requiere adiestramiento especializado y como toda relación humana y familiar, ambas partes deben establecer sus pautas.

Las dos se deben de esforzar en no cometer varios errores y en seguir varios lineamientos. Próximamente enumeraré lo que he recopilado de varias lecturas/películas/amigas:

PARA LAS SUEGRAS:

  1. Nunca se dan consejos que la nuera no ha pedido (¡si no se ha pedido es por algo!)
  2. No hay que entrometerse en las decisiones del matrimonio (¡no es el matrimonio suyo, no se meta!)
  3. Es prohibido visitar sin previo aviso (o inventar actividades sin saber si existe disponibilidad)
  4. No se debe criticar la crianza de los nietos (ya usted crío sus hijos, ahora deje a los demás en paz)
  5. No inspeccionar, criticar u opinar de la limpieza de la casa de la pareja (cada uno limpia su casa y cada uno la tiene como quiere)
  6. Nunca comparar la comida que hace una o la otra (simplemente no, rotundo no! Todo mundo cocina diferente)
  7. Nunca deberían de hablar mal de las nueras con sus hijos (o sus nietos)
  8. Victimizarse (en cuanta cosa se les ocurra hacerse las pobrecitas)

PARA LAS NUERAS:

  1. Hacerse la loca.
  2. Respirar y contar hasta diez.
  3. Sonreír, siempre sonreír.
  4. Tratar de evitar conflictos.
  5. Limpiar la casa, no hay domingo de descanso.
  6. Si no sabe cocinar, no contarle a nadie… meterse a un cursito básico de cocina le será de muuuucha utilidad.
  7. Repasar esta lista, si no le ha servido nada y ya ha intentado todo, vuelva a empezar con el punto número uno. No se canse de intentar.

One thought on “Mi suegra. Tú suegra. La suegra de ella. Las suegras de nosotras.

  1. perlamoncada dice:

    Bueno hasta aquí todos tus post me habían encantado y había coincidido con ellos pero en este como que no.
    Totalmente de acuerdo con que la relación es complicada y que requiere entrenamiento, require trabajo y paciencia (un chingo) pero lo de los consejos para la nuera al final, esperaba algo mas así como de ser educada, honesta, poner barreras, no siempre se pueden evitar los conflictos porque aveces por “evitar” uno hacemos otro problema mayor, cosas así pero ese rollo de “si no sabes cocinar…” no me latió para nada.
    Sí el compita esta contigo es por algo; yo creo que si alguien esta contigo es porque quiere, por que le llenas el ojo y no porque tu tengas que ser su nueva mami para hacerle de comer.
    Just my fuking opinion.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s